Wednesday, November 21, 2007

Entrevista a MARTA ZABALETA


¿Qué es para usted la poesía?

Mi poesía? Un sueño incandescente, un regalo de la atmósfera, una manera de decirle al mundo _a los y a las demases –cuánto me intrigan mis semejantes, o cuánto… me quiero a mi misma? No lo sé, la poesía no la preveo. Nace de mis sentidos. ..., es amor, es odio, es pasión, desprecio, error, placer, aventura, descanso.

¡Viva la poesía!...

¿Podría usted contarnos un poco de su vida, de sus obras publicadas, sus premios, su actividad literaria?

No, lo siento; es muy larga la espera, y muy corto el camino.
Es una larga empresa, la vida, digo, y sus circunstancias. La vivo, pero no la remiendo.

¿Cuándo empezó a escribir? ¿por qué?

Empecé a escribir cuando tendría unos cuatro o cinco años. No estoy segura, recuerdo sí que River Plate era campeón, que Hugo del Carril cantaba tangos, que en Alma que canta, una revista semanal, salía en la tapa Libertad Lamarque. Mientras yo, cantaba que cosechaba uvas y ciruelas.

Y hacía unos dibujitos así:

000000

oooo

oo

o

Poema al que llamaría:
‘Noche de pasión de las uvas sin gancho para colgarlas’.
¿Y que querés? si era una nena de la provincia de Santa Fe…
A Shakespeare lo descubrí muchos años después, en el exilio, porca madonna…Y así se crea la incomunicación entre las argentinas, la que tiene 34 casas (ejemm…), o ninguna. Como es mi caso…porque yo… me lo tomé a pecho aquello de que:

‘yo soy parte de mi pueblo,
y le debo lo que soy’.
Escribo con su mismo verbo,
Y canto, canto con su misma voz’.

Pero eso, a lo mejor, ya sé paso de moda cuando yo crecía (?)
Y por que empecé a escribir? No lo sé. Creo que porque la vida de las nenas de Bouquet, Pica. De Santa Fe, me aburría. Y quería LEER!!!

Cómo definiría a su poesía?

Esa es una pregunta antipoética. ¡Qué lástima!

¿Qué autores influyeron en su poética?

Cuando era chica, Alfonsina Storni, Gervasio Melgar (el novio anarquista de mi mamá), Gardel y Lepera, Rubén Darío, Juana de Ibarburu, Gabriela Mistral, Sor Juana de la Cruz, Becquet, y… pará de contar.

En Chile: Bertold Bretch, Neruda, Pablo de Rocka, Guillen, Violeta Parra, Pessoa, Mercedes Sosa, Carlos Marx. Simone de Beauvoir, Paulo Freire. Y Amelita Baltar, después Pipo Pescador, María Elena Walsh, la Generación del 27…

En el exilio: Pizarnik. Sor Juana, Piazzola, Eliot, Dickinson, Duffy, Eva Perón, y otras/os. Ah, entender a los Beatlles en inglés… ¡Imaginate!

¿Cuál es el fin que le gustaría lograr con su poética?

No lo sé. No lo he pensando. Lo siento.

¿Qué poema elegiría usted si tuviera que optar por uno en especial? ¿Por qué?

El Himno de la República Argentina, porque es el que sintetiza mis afectos y valores más primarios.

¿Cómo ha cambiado su lenguaje poético a lo largo de los años?

Muchísimo. Fue del triste poema de duelo por la muerte de un ser querido, (el desgarro, la incertidumbre, la ternura, la desesperación), a los poemas románticos del primer ‘gran’ amor, y sus travesuras. La etapa onírica; luego la dedicada al héroe o heroína caídos en combate, o en la revoltura de sus sábanas; hasta la nueva, explorando temas de la vida que se aproxima a su final en una muerte incolora y apoética.

¿Para usted se nace o se hace escritor?

Ambos.

¿Qué consejos le daría a un joven escritor/escritora que se inicia en este bello camino de la PALABRA?

Que se parezca solamente a sí misma/o.

¿Cómo ve usted actualmente la industria editorial?

Creo que no me corresponde hablar de eso. Como cientista social publico hace treinta años en varios partes del mundo, en castellano y en inglés, preferiblemente. Como poeta, sólo lo hago muy recientemente ( el exilio me dejó sin voz): leo en rueda de amigos/as, o publico en Internet para releerme y/o recibir comentarios, y corregirme; o en diarios nacionales, o en misblogs, o en miles de emilios a mis hijos, conocidos/as, alumnas/os, colegas, amigos/as, etc, etc.
Acerca de la industria comercializada no me interesa comentar: lo considero tiempo perdido.

Si tuviera que recomendar un libro de poesía, prosa, cuento, novela, etc. ¿Cuáles recomendaría?

No lo sé. No me atengo a límites que considero tan restrictivos en ningún aspecto de mi vida. Pero mi libro preferido es ‘El Capital’, de Carlos Marx. Y luego ‘El segundo sexo’, de Simone de Beauvoir.

¿Qué opina de las nuevas formas de difusión de la palabra, ya sea en páginas de Internet, foros literarios cibernéticos, revistas virtuales, ñusleter, blogs etc?

Me parecen muy interesantes, muy vivas y entretenidas, generalmente hablando. Las hay algunas de pésima calidad, pero aun así, se pueden estudiar sociológicamente. Tienen mucha potencialidad, pero eso sí, lamento que estén restringidas a gente como nosotras/os, es decir, con recursos para producirlas, mantenerlas y reproducirlas. ¿me explico?

Por último ¿Quiere usted agregar algo?

Sí, por favor, querría decir que ha sido un pequeño placer, pero un gran honor, fantasear acerca de que hablaba contigo, con ustedes por este largo rato. Y por ello, les doy mis sinceras gracias.

Marta Zabaleta©Londres, 21 de noviembre 2007,

21.00 p.m. hora local, 2007

2 Comments:

Anonymous Anonymous said...

La poeta Marta Zabaleta, a quien tengo el honor y gusto de conocer, no solamente es una excelente poeta, y cientista social, sino una de esas raras especies aún existentes en el mundo, de personas que hacen lo que dicen, y dicen lo que piensan, y se solidariza con todo aquel/lla que lo necesite, cruzando cuanta frontera sea necesaria cruzar para hacerlo. Es una mujer que sigue creyendo en las utopías, en la gente y en el amor. Una mujer, a quien el dolor, la violencia política y el exilio no pudieron quebrar ni transformar en "otra".
Claudia Hasanbegovic

11/21/2007  
Blogger Marta Zabaleta said...

Claudia: me han impresionado tus palabras, muy profundamente.tanto que me quedo sin saber que decir...
Marta.

11/23/2007  

Post a Comment

<< Home