Wednesday, May 19, 2010

Entrevista a MARÍA SANGÜESA



¿Qué es para usted la poesía?

La poesía es una expresión de las emociones que provocan en mí diferentes sentimientos, ante el mundo que me rodea y las gentes que lo habitan; es, también, una búsqueda de la belleza mediante la palabra. Belleza, en ocasiones, no exenta de dolor ni de ira.

¿Podría usted contarnos un poco de su vida, de sus obras publicadas, sus premios, su actividad literaria?

Nací en Marruecos, de abuelos españoles, mis padres también lo eran aunque nacieron allí, en África. Estudié Arte y Decoración en Valencia y me licencié en Historia en Madrid, ciudad en la que resido. He trabajado para una revista de arte valenciana, he publicado poemas y cuentos en varias revistas literarias, en una decena de antologías hispanoamericanas; tengo publicados un libro de cuentos, Del Más Allá, y un poemario, La Piel del Viento, y dos poemarios aún inéditos: Juegos de Sirena y Laberintos de Humo, que espero que vean pronto la luz. Varios libros de relatos y una novela. Nunca me he presentado concursos, por lo tanto no he optado a premios.

¿Cuándo empezó a escribir? ¿por qué?

Comencé a escribir siendo una niña, quizá porque mi abuela era periodista y solía escribir, además de artículos, poemas y cuentos. Así que yo encontraba muy normal contar cosas escribiendo.

¿Cómo definiría a su poesía?

Es fundamentalmente lírica, hasta el paisaje creo que lo expreso desde una mirada interior ya que no cuento lo que veo, sino cómo siento aquello que estoy viendo. Me gusta jugar con las formas clásicas, la música de los endecasílabos, por ejemplo, me fascina, pero también me gusta romper las normas y sentirme libre, cada poema requiere una construcción diferente.

¿Qué autores influyeron en su poética?

Hay varios, Pedro Salinas y Dulce María Loynaz, junto a Pablo Neruda y Miguel Hernández, son los que más me impactaron y, por lo tanto, los que más he leído y estudiado, pero hay muchos otros como César Vallejo, Paul Eluard, Verlaine, Blanca Varela, Meira del Mar, Alejandra Pizarnik…

¿Cuál es el fin que le gustaría lograr con su poética?

A nivel personal, poder transmitir a los demás las mismas emociones que me movieron a escribir los versos y a construir los poemas. A nivel literario, aportar algo que sea consistente y permanezca fuera de todas esas tendencias que van y que vienen, junto a las modas, de manera fugaz y con poca base que las sustente con el paso del tiempo.

¿Qué poema elegiría usted si tiene que optar por uno en especial? ¿Por qué?

Pues elegiría, quizá, uno en prosa de Dulce María Loynaz, La Novia de Lázaro, por su originalidad, belleza y el hondo contenido de su visión sobre los sentimientos del ser humano, su evolución a través del tiempo y sus circunstancias, también sobre lo efímero del la vida y la ley de la impermanencia a la que estamos sujetos todos nosotros.

¿Cómo ha cambiado su lenguaje poético a lo largo de los años?

Todos tenemos que evolucionar, cuando eres más joven confías más en la improvisación, eres más propenso a dejarte llevar por determinadas corrientes de moda, a mí también me pasó. Con la experiencia te vas dando cuenta de que has de pulir muchas aristas en tu propia obra, las emociones tienen que elaborarse literariamente para que alcancen una mayor proyección de belleza, una dimensión que trascienda lo emotivo, lo personal, y pueda llegar a los demás en forma de sentimiento, sí, pero también de arte.

¿Para usted se nace o se hace escritor?

Indudablemente se nace con una predisposición, una especie de don, pero no basta con ello, luego hay que hacerse, hay que leer mucho, estudiar a fondo la teoría literaria, y trabajar sobre aquello que deseamos expresar, sin confiar demasiado en que las musas se encarguen de dictarnos los versos al oído sin poner esfuerzo por nuestra parte.

¿Qué consejos le daría a un joven escritor/escritora que se inicia en este bello camino de la PALABRA?

Que sea honesto consigo mismo, que encuentre su vía de expresión sin venderse a modas, en las que su capacidad para expresarse se vea limitada. Y que lea y trabaje mucho, hay que conocer bien las normas por si luego te las quieres saltar o las quieres romper de manera inteligente. Trabajar desde la ignorancia, no conduce a ningún sitio que merezca la pena, dentro del mundo literario.

¿Cómo ve usted actualmente la industria editorial?

En primer lugar, puntualizaría que no es una industria, sino un negocio editorial. Las grandes editoriales son las que marcan el mercado y publican a los autores que consideran más comerciales. Incluso en la poesía, que es el menos comercial de todos los géneros literarios. En segundo lugar, es una industria que está sujeta a grandes cambios con la digitalización de los productos que antes tenían al papel como único soporte. La esperanza de los escritores, en especial de los poetas, se encuentra en las pequeñas editoriales que no buscan como único fin su propio lucro, sino una labor de difusión de autores poco conocidos pero que entran dentro de unos parámetros de calidad literaria por los que merece la pena ser publicados, difundidos y leídos. La pervivencia de las editoriales va a depender, en un futuro bastante próximo, de su capacidad para poder publicar en soportes digitalizados, además de en papel.

Si tuviera que recomendar un libro de poesía, prosa, cuento, novela etc ¿Cuáles recomendaría?

En poesía, Juegos de Agua, de Dulce María Loynaz. En prosa, Mortal y Rosa, de Francisco Umbral. En cuentos, Octaedro, de Julio Cortázar. Novela, Cien Años de Soledad, de García Márquez…

¿Qué opina de las nuevas formas de difusión de la palabra, ya sea en páginas de Internet, foros literarios cibernéticos, revistas virtuales, ñusleter, blogs etc?

Que ya son el presente de la literatura, que el poder de difusión es impresionante por la rapidez de comunicación y la amplitud de lectores que puede proporcionar, tanto en su número como en las distintas culturas y diferentes niveles de formación que supone un abanico tan amplio de usuarios. Son una herramienta de información y difusión cultural que, hoy por hoy, resulta imprescindible.

Por último ¿Quiere usted agregar algo?

Tan sólo agradecer el trabajo y la dedicación de iniciativas de personas de la talla de Gustavo Tisocco que, con su esfuerzo personal, están uniendo y difundiendo a tantos creadores en las distintas orillas, los distintos países, los distintos continentes, por puro amor al Arte y a la Cultura, hablando en términos generales, y, en este caso particular, también a la Poesía. Estoy segura de que su labor será todavía más valorada con el paso del tiempo, pues se le considerará un pionero dentro de este medio de comunicación por el que supo apostar en su día, sin reservas, con honestidad y con gran entrega.

MARÍA SANGÜESA



4 Comments:

Blogger Mercedes said...

Una entrevista fantástica, como la pluma de la entrevistada. Enhorabuena.

5/19/2010  
Blogger Maria Sanguesa said...

Muchas gracias, a Gustavo por la entrevista y a Mercedes por las generosas palabras que nos dedica en este comentario. Un abrazo.

5/19/2010  
Blogger Nerina Thomas said...

Destacable mujer, poeta, muestra una dedicación profunda, desde el alma. Un placer conocerla.
Gracias "Gus" por permitirnos disfrutar esta nota.
Cariños a ambos

9/04/2010  
Anonymous Betty Badaui said...

Qué términos cuidados, no por eso menos atrayentes, da gusto encontrar mesura y amenidad unidas.
Abrazos
Betty

10/18/2010  

Post a Comment

<< Home