Sunday, August 06, 2006

Entrevista a FRANCISCO J. MALVÁREZ


¿Qué es para usted la poesía?

Expresión, espacio donde se pronuncia el alma y toma forma.
Nexo ineludible entre los pájaros, los dioses y el hombre.
Cachetada profunda a la insensibilidad, a la ignorancia y a la estupidez.
El vino que embriaga a los locos y a los escribas adictos a las letras.

¿Podría usted contarnos un poco de su vida, de sus obras publicadas, sus premios, su actividad literaria?

Bueno, esto si que es duro... tengo tan poco por decir: Vivo en medio de una montaña, junto a un hermoso río, con cascada, pájaros, peces, corzuelas, perros, gatos, caballos y una enorme variedad de bichos. Lugar donde dedico mucho de mi tiempo a la lectura, al pensamiento y a la escritura.
Publico por internet, que es el lugar de corrección, donde me opinan otros escritores con mayores conocimientos. Soy miembro del “CALDERO DE LOS CUENTEROS”, grupo literario que se reúne todos los miércoles a leer o narrar.
Me invitaron a participar en una publicación con varios textos (Libro:EL TALLER DEL ESCRIBA, que lo cordinó la poeta Leonor Mauvecin).
Pertenezco al taller literario de la ya mencionada poeta.

¿Cuándo empezó a escribir? ¿por qué?


Hace aproximadamente unos doce años, no sabría el porque, un 15 de Abril (cumplo años), bajando de la montaña, detuve el Jeép y por algún tipo de impulso fuera de lo habitual, tomé un lápiz y un papel y escribí mi primer texto. Desde entonces, hasta la fecha escribo sin parar. Sin contar los textos que he perdido, que son muchos, llevo registrado tres mil setecientos cincuenta y siete. Debo aclarar, que esto es sólo cantidad, ya que la calidad recién en estos últimos años va queriendo aparecer. Tengo varios cuentos escritos, y muchos de ellos andan a la deriva en el espectro de los narradores, de boca en boca, lo que me enorgullece.
Por sobre todo golpeo en la poesía (pobrecita) y ahora en algunos espacios que me deja, estoy interviniendo en una novela, alguien en el oído me la está contando, solamente la trascribo.
En la poesía hago muchas pruebas, no invento.

¿Cómo definiría a su poesía?

A mi poesía la definiría como profunda y muy humana, mucha con mucha( valga la redundancia) ironía (debo aclarar que es lo que pretendo y por lo cual me exijo mucho, que no quiere decir que siempre lo logre). Amo al hombre, al sapiens y al animal, así mismo amo los animales, la naturaleza y la interrelación de todo ello.

¿Qué autores influyeron en su poética?

Todo lo que he leído a influido. Cosas en particular, me animaría a decir: Los pájaros, por Hamlet Lima Quintana, e intentar la sencillez de Juanele (Juan L. Ortiz, el entrerriano), las putas de Cesar León Bargas, algunos sonidos fantásticos de Gustavo Tisocco, las cajas de madera y las pieles de Leonor Mauvecin. Pero realmente diría todos (los leídos) y mi otro yo, la bestia.

¿Cuál es el fin que le gustaría lograr con su poética?

El fin no sé, creo que está en el mismo hecho de hacerlo, el de hacerla. Y de querer lograr con ella o a través de ella, podría ser, un poco cerrando los ojos o a penas medio abiertos, mirando finito el horizonte: cambiar la humanidad, que sea más humana, más animal inteligente y no tan bestia negligente.

¿Qué poema elegiría usted si tiene que optar por uno en especial? ¿Por qué?


T747


HOY ME DIO VÉRTIGO LA ETERNIDAD

Sobre la espalda
un ramo de crudos inviernos, florecen,
se hace larga la noche
y ese conjuro de albatros y mares sin playas me asusta.

Hoy me dio vértigo la eternidad.

Si he de morir,
que sea transitoriamente y acá sobre este suelo
y que esta misma tierra
me contenga y me cobije entre sus brazos húmedos.

Como te dije,
me da vértigo la eternidad
y terror lo definitivo.

Sobre la espalda
un ramo seco de desiertos se resquebraja,
pierdo el sentido,
el tiempo se desvanece a pesar que intenta aferrarse a los espejos.

No es a mi a quién muestra,
son caricaturas o caretas
donde se emperifolla,
donde se maquilla el vacío
para la próxima muerte.

Muerte, tiempo y espejos difusos, años,
tropel de asustados caballos con que atropella la conciencia.
Y un sereno lago con dos cisnes divagando
es mi alma de poeta.

El niño niño,
el que muere, que no es eterno,
el que no ha muerto,
el que se escapa de los relojes,
el del límite ilimitado del infinito,
el universo del otro universo, quizás yo.
Toda la idea infinita y perenne,
como el instante y la lágrima.
sobre la espalda te decía,
suceden tantas cosas
y yo,
yo que no las puedo ver...

¡Me da vértigo la eternidad!
francisco

Bueno, este anterior, por que manifiesto mi conciencia de la vida y mi temor y el que sigue por que es uno de los tantos con los que identifico el mundillo miserable donde vivimos:

T732


FALSOS HISTORIADORES


Tanta historia que no menciona la ilustre historia.
De esos tantos generales que se escondían en la trinchera de entre sus piernas,
donde les ganaban batallas, ya perdidas, a golpes y empujando, jadeando como chanchos civilizados, a punta de fusiles, con el filo de la muerte en sus cuellos o en sus sienes.
De esos tantos senadores eximios de labia universal y dignísimos diputados de lengua de punta en blanco, que vendieron sus votos en los recónditos jugos, de las urnas entre sus piernas, donde las llenaron de semen con promesas de papel y carbón o de algún puesto fuera del cabaret.
De tantos curas, vicarios, monseñores y sacristanes, que las confesaron piernas abiertas y empujaron su perdón vagina adentro y santificaron la violación de la inocencia consensuada en cielos lejanos.
De esos tantos ricachones que les llenaron el cofre hasta irritarles el clítoris con el vil metal, que las hicieron putas en plena pubertad.
De esos otros tantos doctores de triple apellido y ninguna consideración, con dientes de oro y monóculo de plata, que les transitaron entre las piernas, billetes en mano, en busca de un eterno amor, por fin carnal, prometiéndoles, el: -ya me estoy por divorciar-.
De esos tantos simples, brutos pervertidos, que las ponen en vidriera con precio expuesto bajo el calzón, hija, hija de la hija, hijastra de mala condición, para que ayuden en la casa mientras se ahogan en cigarros baratos y alcohol.
Tanta historia que no menciona la ilustre, que mencionamos nosotros, los tantos poetas, los acérrimos transeúntes, los que quebramos la noche bar a bar; las putas que mencionamos, decía, de ellas trato de hablar. De tantas mujeres, que por que necesitan o quieren o no pueden otra cosa, o por lo negro del destino, del destino renegrido...
De esas tantas, las que abren las piernas, casi sin pensar, que cambian historias, casi sin querer, que inventan próceres, casi sin darse cuenta, que dieron placeres, con el estómago vacío, por obligación comercial, casi como cumpliendo con el deber a la patria como debe ser.
De tantas mujeres, de esas tantas, de las que vos y yo hemos visto en las calles desiertas, en las empedradas de tristezas y malos olores; de esas enormes mujeres que después de enjuagarse los humores lujuriosos vuelven a sus casas por las madrugadas y alguien les dice: -mamá-...
De esas tantas mujeres, grandes mujeres con palabras mayores, de grandes historias, de la puta historia de las putas, la de que la ilustre no menciona, es que quería hablar...
Pero no puedo, no tengo altura moral ni espiritual para hacerlo, sin herir y blasfemar a esta sociedad de hipócritas y falsos historiadores.
francisco

Estos son más al azar que otra cosa, pero me muestran en algo.

¿Cómo ha cambiado su lenguaje poético a lo largo de los años?

No se si cambió, si creo que creció. De escribir de la nada, al trabajo de taller y a la permanente corrección, diría que fue enorme. Creo que aprendí el valor poético en si mismo de cada palabra, a valorar cada una de ellas y el valor de los fonemas rítmicamente, sus acústicas, sus olores y texturas. Repito, no se si cambió, si que creció; pude ver de otra forma, respirar distinto, oír, oler, escribir distinto; libre, quizás hasta de mi mismo, como que a cada texto sus palabras le pertenecen y tienen su significado universal más el que toma al estar en él.

¿Para usted se nace o se hace escritor?

A mi entender, se nace, digo, se nacería con una tendencia hacia a las artes, es decir con el campo de sensibilidad fértil, creo que después uno se hace, encuentra en que desarrollarse cultivándose para ello, sea escritura, pintura, música o teatro. De no existir la predisposición natural, me parece muy difícil ponerle el vuelo que haría falta. Pues se puede escribir una tesis doctoral en física, que es escritura, pero para nada literatura o a lo que nos estábamos refiriendo. Ya que el poder hacer un uso correcto y racional del la escritura y su lenguaje, para nada quiere decir que se sea escritor.

¿Qué consejos le daría a un joven escritor/escritora que se inicia en este bello camino de la PALABRA?

Que lea mucho, que escriba, que sea humilde, que haga en lo posible taller y aprenda a ver los errores y acepte las sugerencias y el ser corregido.
Que es un largo camino que nunca se le ve el horizonte y que al final, solamente estamos nuevamente nosotros comenzando de nuevo el mismo camino y así eternamente.
Que las musas son mentiras, que la inspiración conspira contra la buena poesía y que la misma surge del trabajo arduo.
Que trabaje mucho los textos, y que los mismos son siempre mejorables.
Y que por escribir un par de cosas aparentemente buenas no se la crea.
Y que el ser poeta, muchas veces es un karma que se arrastra con el alma.
Y que el vino es buen amigo.
Y que el mate es buen compañero.
Y que los vecinos siempre molestan.
Y que no crea en los consejos de otros poetas, ya que si bien se lo dan desde el corazón, nunca podrán estar en el cuero de él o ella, es decir tener las limitaciones de sus circunstancias.

¿Cómo ve usted actualmente la industria editorial?

Opinando sobre mi ciudad, Córdoba, que es lo poco que conozco al respecto, diría: muy pobre cuando se refiere a escritores nóveles y o no tan nuevos, se hacen publicaciones pero es raro, a menos que hayan sido notorios en algún lugar de Buenos Aires, concursos o de alguna editorial española o renombrada, que le defiendan la obra. Se limitan nada más a ser impresores y seudo distribuidores. Para nada apoyan a los poetas cordobeses las editoriales del medio. Es difícil abrirse un espacio en esta ciudad.

Si tendría que recomendar un libro de poesía, prosa, cuento, novela etc ¿Cuáles recomendaría?

DOCUMENTO DE IDENTIDAD E INFORME DE PÁJAROS, de Hamlet Lima Quintana
ANTOLOGÍA POÉTICA DE JUANELE de Juan L. Ortiz.
ENTRE SOLES Y SOMBRAS de Gustavo Tisocco
ANTOLOGÍA PERSONAL DE JORGE LUIS BORGES de Jorge L. Borges.
LOS CUATRO SELLOS de León Cesar Vargas
CAJA DE MADERA de Leonor Mauvecin
Bueno, estos títulos me impactaron en su totalidad, y hay una infinidad de escritores que me golpean fuertemente. Algunos nombres: Kafka, Lorca, Neruda, Angélica Alvarez, Verónica Petec.

¿Qué opina de las nuevas formas de difusión de la palabra, ya sea en páginas de Internet, foros literarios cibernéticos, revistas virtuales, ñusleter, blogs etc?

Válidos, medios de difusión masiva. Otra forma que hay que aprender a consumir.

Por último ¿Quiere usted agregar algo?

Agradecerte Gustavo lo que haces por difundir la poesía, se que te cuesta tiempo y dinero.
Agradecerte el que me hayas invitado, honrándome con ello.

Francisco José Malvárez






















1 Comments:

Blogger Catalina Zentner said...

Respuestas breves, precisas. Su poesía es la mejor definición.

8/13/2006  

Post a Comment

<< Home